domingo, 29 de noviembre de 2009

SAN PETERSBURGO Y NAVEGANDO POR CANALES, RIOS Y LAGOS RUSOS HASTA LLEGAR A MOSCÚ



Fue el pasado mes de julio, época propicia para visitar Rusia, cuando procedente de Madrid arribé a San Petersburgo, llamada Leningrado durante la época soviética.

Tras ser recogido en el aeropuerto, llegué a un barco anclado en el puerto fluvial, situado a unos 15 klm del centro de aquella ciudad. Me alojaron en un camarote individual de la cubierta, un lugar privilegiado que yo había elegido expresamente para tener más visibilidad y encontrarse cerca de la popa.

Tras cenar en un amplio comedor, donde conocí a las personas que comerían en mi mesa durante todo el viaje (una empleada chilena acompañada de su madre y una directora de un colegio de Madrid, además de un matrimonio catalán que al día siguiente desapareció para unirse a otros catalanes, algo frecuente entre ellos), salí al exterior y estuve contemplando cómo anochecía a las doce de las noche, fenómeno natural llamado “las noches blancas”. Luego me acosté y me sentí a gusto en aquel camarote, pequeño pero muy acogedor.

A la mañana siguiente, los trescientos cincuenta viajeros alojados en aquel barco, procedentes de diversas autonomías españolas, predominando los navarros y catalanes, fuimos conducidos en autobuses al centro de San Petersburgo. Una ciudad bellísima, con casi cinco millones de habitantes y otros tantos en su zona de influencia, fundada por Pedro I el Grande el 16 de mayo de 1703 para afianzar su poder en aquella región del Mar Báltico, alcanzado tras desalojar de allí a los suecos.

Después de viajar a Holanda, Pedro I escogió a Amsterdam como modelo para su proyectada ciudad, la cual debería asentarse en una zona lacustre e inundable, lo que condicionaría su futuro desarrollo urbanístico por tener que unir varias pequeñas islas mediante puentes y canales fluviales. Tal circunstancia da a San Petersburgo un encanto especial, diferente a otras ciudades europeas con canales en sus calles, como Venecia, Brujas, Gante, Leiden o la mencionada Amsterdam. San Petersburgo recuerda lejanamente a París, por la gran cantidad de hermosos edificios, y en cierta forma también a Viena, debido a los estrechos lazos que la dinastía de los zares Romanoff tuvo con Alemania y la Austria de los Habsburgo, dándose el caso de que varias de más importantes zarinas rusas fueron alemanas de origen.

Durante aquel día y los siguientes, vi fugazmente el Museo del Hermitage, situado en un inmenso palacio repleto de obras de arte, cuyo conocimiento requiere cinco años, según dicen algunos expertos. Y para sentir más a Rusia en un lugar tan hermoso y emblemático, degusté en su interior una tarrina de caviar ruso que poco antes había comprado en una tienda oficial, única forma de saber que era auténtico. También visité la inmensa fortaleza que alberga el panteón oficial de los zares, construida por Pedro I para servirle de residencia y defender la ciudad; las dos columnas rostrales, situadas cerca del Hermitage y del río Neva; el palacio Yusupov, en cuyo sótano Rasputín sufrió un atentado y logró huir vivo para fallecer luego de forma misteriosa; el palacio Pukink, vinculado al primer gran poeta, narrador y dramaturgo ruso; el maravilloso Palacio. Petroduorest, con sus cascadas y fuentes de agua, además de cuidados jardines, reflejo ruso de Versalles. No faltó tampoco mi asistencia a un espectáculo de folklore con danzantes vestidos de cosacos; mi recorrido por la calle Nevisky, la más comercial de aquella ciudad; o un paseo por canales que pasan bajo hermosos puentes.

Terminada la visita a San Petersburgo, el barco comenzó a navegar por el río Neva, para en el próximos días recorrer el lago Ónega, Su superficie es de 9.894 km² (lo que le convierte en el segundo lago más grande de Europa) y un volumen de 280 km³, con una profundidad máxima de 120 m. Tiene en su interior 1369 islas con un área de 250 km². Desembocan en él 58 ríos, siendo los principales el Shuya, el Suna, el Vodla y el Vytegra. Además, pasamos por grandes canales, con muchas compuertas reguladoras del agua, construidos por Stalin usando el trabajo de prisioneros políticos. En ese trayecto, antes de llegar a Moscú, pude disfrutar de hermosos paisajes, ver a gente bañándose en las riberas de ríos, y conocer, durante las escalas del barco, varios pueblos pequeños, con sus tradiciones, artesanía, y leyendas ancestrales de la Rusia profunda.

Tras varios días de navegación, una mañana atracamos en el puerto fluvial de Moscú, también situado lejos del centro de la ciudad. Estaba ansioso por conocer la capital de Rusia, país que nombro varias veces en LA MÁGICA PELLIZA DE CARLOS MARX por haber sido su Revolución tan decisiva en la historia del pasado siglo XX. Cuando por fin entré en la Plaza Roja (tiene 695 metros de longitud y 130 metros de ancho, siendo así la tercera plaza más grande del mundo). pude ver el mausoleo de Lenín allí situado, y sentí una emoción especial, pues era uno de los objetivos del viaje. Una plaza que fue escaparate donde los comunistas rusos exhibían sus desfiles militares, o escenificaban sus grandes concentraciones de masas. Hoy la Plaza Roja, con su espectacular catedral de San Basilio, cuyo interior recorrí, sus muros del Kremlin y unos grandes almacenes que se han convertido en la mejor forma de visualizar el cambio ruso del comunismo al capitalismo. Allí el lujo predomina, las marcas mas importantes de ropa, coches, perfumes y otros muchos caros productos occidentales se exhiben en las tres plantas del soberbio edificio. ¿Qué dirían Lenin o Stalin si revivieran y entraran en tal catedral del consumismo lujoso?. No menor emoción sentí entrando en el interior del amurallado recinto del Kremlin, corazón del poder de los gobernantes rusos, con su catedral, hoy solo usada como atractivo turístico tras el presidente Yelsin construir una nueva catedral a la Iglesia ortodoxa rusa (que también visite otro día); sus cañones gigantes nunca usados, o sus edificios administrativos, entre ellos la residencia oficial del presidente de Rusia, cuya presencia allí es anunciada con una bandera que se quita cuando tan alto dirigente no permanece en su interior. Completé mi estancia en Moscú visitando el Museo de Bellas Artes Pushkin, donde pude ver joyas pertenecientes a un tesoro encontrado en Troya, lo que me hizo pensar si fueron usadas por la mítica Helena, además de multitud de obras de arte, al ser el segundo mayor Museo de Rusia. Un día, liberándome de los horarios o de los regresos al barco en autobús, decidí callejear sólo por la ciudad para conocer la romántica calle Arbat, con sus tiendas, sus músicos callejeros, sus pintores con caballetes al aire libre, siendo quizás la única vía peatonal de Moscú y por supuesto la mas famosa y visitada por los turistas. No me perdí en mi solitario paseo la contemplación de los descomunales edificios de los Ministerios de Defensa o de Asuntos Exteriores, construidos por Stalín como demostración al mundo del poder sovietico. Y para completar mi aventura en solitario, regresé el barco usando el famoso metro moscovita, cuyas estaciones fueron concebidas como “palacios del pueblo” y por eso están dotadas de un lujo impresionante. Todo ello sin conocer el idioma y valiéndome de mapas y de libros con información de monumentos y planos. Sé que fui atrevido, pero si uno es viajero y quiere adentrarse en el país que visita, lo mejor es caminar sin rumbo por calles, plazas, mercados y por supuesto acercarse a la gente para comprender su mentalidad y sus costumbres.

La Federación rusa es el país más extenso del mundo. Cuenta con una superficie de 17.075.400 kilómetros cuadrados, poseyendo más de la octava parte de la tierra firme del planeta. Esta república semipresidencialista, formada por 83 sujetos federales, es el noveno país por población al tener 142.000.000 habitantes. Sus cientos de étnias con lenguas diferentes, lo hacen muy difícil de gobernar y por eso la democracia, tal como se conoce en occidente, será muy difícil de implantar. Ya no aparenta ser una dictadura del proletariado, pero en la práctica sólo un selecto grupo de políticos, llamado Grupo de San Petersburgo, tiene accceso real al poder. La industria rusa, antes colectivizada, ha pasado a manos de personas avispadas tras comprar a los obreros las acciones que le regaló el Estado al desaparecer oficialmente el comunismo. Este es el origen de las grandes fortunas rusas. Hay mucha corrupción y me contaron que un alumno puede aprobar si previamente paga un dinero al profesor que le examine. La gente, sobre todo al juventud, cree vivir en libertad, pero sabe que su país no la ha alcanzado del todo.

Cuando regresé de tan interesante viaje, me alegré de haber tenido la oportunidad de aprender multitud de cosas que, por mucho interés que hubiera puesto, nunca encontraría en los libros, o en los medios de comunicación.

Ave Rusia. Vive en PAZ, progresa y sigue siendo tu misma

VEA ESTE VIDEO DE LA SALA DEL PAVO REAL. SAN PETERSBURGO


video

viernes, 27 de noviembre de 2009

ALGO HUELE A PODRIDO EN EL INTERÉS DE LA IGLESIA CATÓLICA POR CONTROLAR LA ENSEÑANZA EN LOS CENTROS EDUCATIVOS


Quienes conocimos la enseñanza que se impartía en España durante el franquismo sabemos que en los colegios religiosos se adoctrinaba a los alumnos para servir al Régimen, mientras se reprimía la incipiente sexualidad juvenil con rezos de decenas de padrenuestros o avemarías. Sin embargo, de vez en cuando, algún que otro profesor, como se decía en el colegio que estuve, “se comía los huevos debajo de la manta. Eso no es todo, porque en el seminario anexo no era raro oír comentar “cositas” relacionadas con toqueteos entre alumnos y curas.


La Iglesia católica siempre ha luchado por controlar la enseñanza en España. Sabe que los jóvenes son moldeables y por eso quiere meterlos en su seno cuanto antes mejor.


Tal interés tomó una especial relevancia tras la Desamortización de Mendizabal, cuando para verse recompensada por los bienes perdidos reclamó al gobierno conservador de Isabel II el control de los centros educativos españoles y lo logró en el Concordato de 1851. Pero no fue esa la única ocasión de demostrar su obsesión por mantener tal privilegio. El Concordato firmado por Franco con la ¿Santa? Sede, entre otros privilegios obtenidos a cambio de apuntalar al franquismo, dice: “la Religión es obligatoria en todos los centros docentes” añadiendo que los Ordinarios (funcionarios eclesiásticos) podrán exigir que no sean permitidos o que sean retirados los libros, publicaciones y material de enseñanza contrarios al dogma y la moral católica”. Mas claro, agua. Así se explica los cantos al cara al sol previos a la misa diaria que teníamos que soportar los alumnos de mi generación, y el lavado de cerebro para controlarnos entonces y cuando fuéramos adultos. Por esa vía, algunos profesores también “comían huevos debajo de la manta”.


Hoy la prensa nos habla del escándalo generado por la Iglesia irlandesa en relación con los abusos sexuales cometidos por clérigos católicos con sus alumnos. A la vista de cuanto relatan los medios de comunicación, y de la experiencia vivida por mi generación en centros religiosos, uno puede preguntarse si ciertos curas desahogan sus reprimidos apetitos sexuales con niños y jóvenes, aprovechándose de estar inmunes al castigo judicial porque el Estado los ampara gracias a los Concordatos.


Lean el siguiente texto, publicado hoy por El Diario de Sevilla, y comprobarán que algo huele a podrido en el interés de la Iglesia católica por controlar la enseñanza en los centros educativos:



Miles de menores fueron objeto de abusos sexuales y torturas físicas y psíquicas en instituciones estatales regentadas por religiosos de Irlanda durante casi 70 años, según revela un informe elaborado por una comisión gubernamental. Los abusos, una situación que el documento calificó de "endémica" en este país, provocó que varias generaciones de niños y niñas entregados al cuidado del Estado viviesen "a diario el terror" de los castigos corporales.


La Comisión sobre Abusos a Menores fue establecida en 2000 para aclarar numerosas denuncias de abusos sexuales ocurridos desde 1940 hasta mediados de la pasada década de los 80 en escuelas públicas, orfanatos, centros para enfermos mentales y en otras instituciones estatales, que, en su mayoría, estaban administradas por sacerdotes y monjas de la Iglesia católica irlandesa. No obstante, la investigación documentó casos que se remontan hasta 1914 y otros, más cercanos, denunciados en 2000.


El informe, de unas 2.500 páginas, es un catálogo de "abusos sexuales crónicos" y de maltratos físicos y emocionales infligidos "sobre miles de menores desfavorecidos, abandonados y olvidados" tanto por religiosos como por personal laico. El texto también lanza duras críticas contra la jerarquía católica irlandesa, a la que acusa de pasividad ante los abusos cometidos por individuos reincidentes.


Entre las órdenes religiosas investigadas figuran las Hermanas de la Misericordia -a cargo del mayor número de instituciones para menores-, los Hermanos Cristianos -el principal gestor de instituciones para chicos de entre 10 y 16 años de edad- y las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad y Refugio. Estas últimas administraban las infames Lavanderías de la Magdalena, popularizadas por la película Las hermanas de la Magdalena (2002), donde se recluía a jóvenes de supuesta vida disoluta bajo un régimen de esclavitud y continuas humillaciones.


Para la Comisión, las congregaciones religiosas no tuvieron en cuenta las consecuencias que tendrían sus acciones sobre el desarrollo de los menores. Al contrario, el informe denuncia que la principal preocupación de las órdenes era "la mala publicidad y los potenciales escándalos" que se generarían si se llegaba a conocer el verdadero alcance de los abusos.


El presidente de la Comisión, el magistrado Sean Ryan, aseguró que las autoridades eclesiásticas abordaban las denuncias de abusos sexuales trasladando a los agresores a otro lugar, donde, "en muchos casos", volvían a delinquir. "El bienestar general de los niños no se tomaba en consideración", recalca el documento.


Durante la presentación del informe, celebrada en un céntrico hotel de Dublín, se registraron tensas escenas entre miembros de la Comisión y víctimas de los abusos, a los que no se permitió entrar en la sala. El grupo de apoyo a las víctimas One in Four (Uno de cada cuatro) consideró que "la jornada de hoy es un día de vergüenza para Irlanda". Los perjudicados lamentan también que, como resultado de la investigación, que le ha costado al Estado más de 70 millones de euros, ningún supuesto pederasta será llevado ante la Justicia.


El informe sólo nombra a los individuos que ya han sido condenados por cometer abusos sexuales, a pesar de que la Comisión descubrió "casos específicos" en 216 instituciones. "El abuso sexuales de chicos era endémico en las escuelas, mientras que en las de chicas, las menores eran objeto de actitudes depredadoras por parte de trabajadores varones, visitantes o cuando salían al exterior para realizar alguna tarea", indicó el texto.


Según la Comisión, los maltratos no se denunciaban normalmente, pero en una ocasión en que el Ministerio de Educación fue alertado al respecto, sus responsables actuaron en connivencia con los religiosos para mantener la cultura del silencio imperante. Por lo general, abundó la investigación, la autoridades educativas irlandesas optaban por ignorar las acusaciones de abusos sexuales y nunca presentaron estas quejas ante la Garda (la policía irlandesa). "Como mucho, los abusadores era trasladados, pero nada se hacía para tratar el daño infligido sobre el menor. En el peor de los casos, se culpaba al niño y se consideraba que estaba corrompido por la actividad sexual y era castigado con severidad". Y si las condiciones de habitabilidad eran "frías, húmedas y básicas", los castigos corporales eran "perversos, severos, arbitrarios e impredecibles" en las instituciones donde los menores "vivían con el terror diario de no saber por dónde iba a llegar la siguiente paliza", concluye el informe.


Desconocemos si entre los llamados “Secretos de Estado”, España guarda información semejante a la que ahora facilita Irlanda, pero no sería de extrañar que la tubiera. Y si la hay, ya va siendo hora de desenmascarar a los comedores de huevos bajo las mantas

jueves, 26 de noviembre de 2009

¿EL CHULEO DE ABRAHAM A SU ESPOSA SARA TUVO CONSECUENCIAS EN EL TRATAMIENTO MACHISTA QUE LAS TRES RELIGIONES MONOTEISTAS DAN A LA MUJER?


Ayer, día 25, me llegó por correo electrónico un texto publicado por Fernando Vázquez Brea, ingeniero de caminos, canales y puertos y compañero mío en el Círculo Sierpes, en su blog llamado SIGNATUS.


La parte del texto que más me llamó la atención es la siguiente:


La familia de Abraham residía en Ur de Caldea. Su padre, Teraj, decidió trasladarse a Jarán, donde murió a los doscientos años de edad (Gen. 11) Allí, Abraham recibió el mandato divino de abandonar a sus padres y dirigirse hacia Canaán. Abraham marchó con su mujer, Sarai, y su sobrino, Lot, y todo su séquito a cumplir el mandato divino. (Gen 12, 1-3)
La vida de Abraham transcurre como nómada por dicha tierra, hasta que llega una época de hambruna por cuyo motivo decide trasladarse a Egipto. Es curiosa la narración bíblica: “Cuando estaba por llegar a Egipto, dijo a Sarai, su mujer: "Yo sé que eres una mujer hermosa. Por eso los egipcios, apenas te vean, dirán: ‘Es su mujer’, y me matarán, mientras que a ti te dejarán con Por favor, di que eres mi hermana. Así yo seré bien tratado en atención a ti, y gracias a ti, salvaré mi vida". Cuando Abrám llegó a Egipto, los egipcios vieron que su mujer era muy hermosa, y los oficiales de la corte, que también la vieron, la elogiaron ante el Faraón. Entonces fue llevada al palacio del Faraón. En atención a ella, Abrám fue tratado deferentemente y llegó a tener ovejas, vacas, asnos, esclavos, sirvientas, asnas y camellos. Pero el Señor infligió grandes males al Faraón y a su gente, por causa de Sarai, la esposa de Abrám. El Faraón llamó a Abrám y le dijo: "¿Qué me has hecho? ¿Por qué no me advertiste que era tu mujer? ¿Por qué dijiste que era tu hermana, dando lugar a que yo la tomara por esposa? Ahí tienes a tu mujer: tómala y vete". Después el Faraón dio órdenes a sus hombres acerca de Abrám, y ellos lo hicieron salir junto con su mujer y todos sus bienes.”(Gen 12, 11-20)


De vuelta a Canaán, la riqueza de tío y sobrino era tanta que decidieron separarse para evitar disputas entre sus pastores. (Gen 13, 8-9)


Debo confesar que leo poco la Biblia y que sólo me intereso por su contenido cuando la ocasión lo requiere. Eso ocurrió ayer día 25, pues leí ese correo tras ver a Bibiana Aido, ministra de Igualdad, defender en Televisión a las mujeres maltratadas, y cómo cientos de mujeres recorrían las ciudades españolas portando carteles con nombres de féminas que han sufrido maltrato. Tal coincidencia me hizo reflexionar, porque el texto bíblico antes comentado narra que Abraham entregó su esposa a los egipcios, para que la disfrutaran sexualmente (al menos eso se deduce del texto), a cambio de recibir de éstos, incluido el Faraón, una buena posición y dinero. Es decir: Abraham chuleó a su esposa Sara y se enriqueció gracias a ella.


Como se sabe, Abraham es un vínculo común entre las tres religiones monoteístas (judíos, musulmanes y cristianos), las cuales desde sus orígenes han discriminado a la mujer. Alqo que hoy en día prosigue, pues todas ellas dan preferencia a los varones para regir organismos religiosos, conceder derechos o situación económica y política en la pirámide social. Quizás todo eso tiene su posible explicación en el texto bíblico que comentamos, pues si el patriarca común de las tres religiones maltrataba a su mujer y la chuleaba ¿qué se puede esperar de sus descendientes y seguidores?


Quizás los movimientos feministas actuales no han caído en ese detalle, pero deberían conocerlo y a lo mejor le sirve para sus fines.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

DIEGO MARTINEZ BARRIO, LA MASONERÍA SEVILLANA Y EL LIBRO DEL PROFESOR LEANDRO ÁLVAREZ REY



El pasado mes de octubre asistí en el Real Alcázar de Sevilla a una conferencia sobre Diego Martínez Barrio, impartida, dentro de las actividades del Aula de la Memoria Histórica, por el profesor Leandro Álvarez Rey, perteneciente al departamento de Historia Contemporánea de la Universidad hispalense.

Sus palabras sembraron en mí la curiosidad por adentrarme más en la vida y la obra de un personaje que me viene interesando desde hace tiempo. Al comentar tal deseo con un amigo, también asistente a la conferencia, me recomendó la lectura del libro titulado DIEGO MARIÍNEZ BARRIO. Palabra de republicano, cuyo autor es el mismo Leandro Álvarez Rey y que el año 2007 fue editado por el Ayuntamiento de Sevilla.

Puesto a localizar tal obra, la encontré como préstamo disponible en la biblioteca municipal de la Casa de las Columnas, en Triana. De allí la saqué a comienzos del presente mes de noviembre y acabo de terminar su lectura.

Se trata de un volumen de 1046 páginas, escrito con letra pequeña, con cubiertas gruesas y una muy cuidada edición. Sus primeras páginas nos muestran una magnifica biografía de Diego Martínez Barrio, nacido en la sevillana Plaza de la Encarnación nº 4 el día 25 de noviembre de 1883, utilizando el autor una gran amenidad al exponernos, con sencillez y de forma muy didáctica, la vida de un hombre excepcional, leyéndose a veces esta parte del libro como si fuera una narración novelada y eso atrapa enseguida al lector. El resto del volumen nos documenta sobre discursos, cartas, y datos de gran importancia para quienes se interesen por este personaje, teniendo a pie de página numerosas notas que orientan muy bien sobre dónde se encuentran las fuentes o archivos consultados.

Nombré por primera vez a Diego Martínez Barrio en mi libro EL CORAZÓN DE SEVILLA, donde publiqué la sentencia condenatoria del Régimen franquista hacia quien fue ministro, presidente del Gobierno, presidente de la Cortes y presidente de la II República Española, siendo el único sevillano y español que ha ocupado las tres más altas magistraturas del Estado. También lo menciono en LA MÁGICA PELLIZA DE CARLOS MARX, disfrazándolo con las siglas DMB, por su relación con la masonería sevillana, de la cual fue su máximo dirigente. Además, en un libro inédito, hablo de él e incluyo una fotografía suya. Sin embargo hasta ahora, gracias al profesor Álvarez Rey, que ha investigado a fondo a Martínez Barrio, no he tenido la ocasión de comprender cómo este político masón es una de las claves para entender el advenimiento de la II República en 1931; las interioridades de los partidos republicanos, con sus luchas constantes entre quienes desde 1936 a 1939 manejaron la política española como legítimos representantes del pueblo que los eligió; los intentos de Martínez Barrio, realizados durante la madrugada del 18 al 19 de julio de 1936, para incorporar a su efímero gobierno al general Mola, líder entonces de los militares sublevados, y evitar la guerra civil. Así mismo he conocido el intenso trabajo de Martínez Barrio durante su exilio para defender, tanto en México como en Francia y otros países, sus ideales republicanos y sus constantes esfuerzos por conservar los rescoldos de aquella II República, fenecida por los militares franquistas.

Esperaba encontrar en este libro más información sobre las actividades de lo logia masónica Isis y Osiris, de la que Martínez Barrio fue Gran Maestre, por si podía confirmar cuanto digo de los masones sevillanos en relación al Triángulo de Osiris que, siguiendo una intuición, introduje como elemento de misterio en LA MÁGICA PELLIZA DE CARLOS MARZ, pues muchas veces mis intuiciones se confirman después de exponerlas. Sin embargo, el autor se ocupa muy poco de las actividades que pudieran llamarse “esotéricas” y prefiere exponernos las muchas vinculaciones existentes entre la vida política de Martínez Barrio y la Masonería en general, y con la sevillana y andaluza en particular. Se ve, con nitidez, que gran parte de los líderes republicanos eran masones. Algo que también ocurrió en la I República y en la Revolución de 1868, así como en las Revolución mexicana y otros acontecimientos importantes.

Sin duda la Masonería ha sido la única Institución que a lo largo de la Historia y de forma continuada ha querido quitar poder a la Iglesia católica en España. Lamentablemente no lo consiguió y nuestro país no pudo liberarse de la “Araña Negra” de que habló Vicente Blasco Ibáñez, aunque dándole aquí a tal nombre un sentido más amplio. En cualquier caso no me gustan los secretismos en los grupos humanos, ni los rituales, ni las cofradías religiosas, ni los “lovy” de presión políticos o religiosos, y por eso no me veo perteneciendo o asistiendo a reuniones de logia alguna. Sólo me interesa esa Institución desde un punto de vista del conocimiento intelectual y para comprender mejor hechos históricos en los que, directamente o indirectamente, estuvo involucrada.

No sé con certeza si la Masonería sevillana tiene relación con secretos de la Humanidad aún no desvelados, pero si así fuera me encantaría confirmar que El Triángulo de Osiris es uno de esos secretos, con lo cual mis intuiciones literarias quedarían confirmadas.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Reflexionemos sobre nuestra Historia (I). DE CÓMO HACE MÁS DE SIETE SIGLOS FERNANDO III DURMIÓ POR PRIMERA VEZ EN EL REAL ALCÁZAR DE SEVILLA


Aquella noche del 23 de noviembre de 1248, hace hoy 761 años, Fernando III, rey de Castilla y León, dormía en el recinto de Real Alcázar de Sevilla. No era la primera vez que pisaba la ciudad. Hay leyendas que hablan de cómo, desde su campamento sitiador, secretamente había entrado de vez en cuando por los portillos del recinto amurallado para mezclarse con los habitantes de la Isbylia que mandaba el caudillo almohade Axataf. Tampoco había resultado fácil llegar hasta aquellas habitaciones palaciegas, donde lo musulmán y el profeta Mahoma llevaban más de cinco siglos reinando por doquier. En el exterior, desde alguna ventana, podía verse la torre de la Mezquita mayor, copiada del alminar existente en Marraquech, capital del imperio de los almohades y ciudad con muchas semejanzas con Isbylia. Ahora, con la llegada de un nuevo rey y de una civilización basada en el cristianismo, todo cambiaría. La cruz iba a prevalecer sobre la media luna; las fincas rústicas y urbanas tendrían nuevos dueños, nobles y clérigos, para recompensarles por su ayuda en la conquista; las leyes se harían en Castilla, en vez de en África, y en las viejas mezquitas la voz del almuecín dejaría paso al toque de las campanas. Curiosamente no sólo caballeros castellanos y leoneses colaboraron en la toma de tan hermosa ciudad, un rey musulmán de Granada también fue una pieza decisiva para obtenerla, con lo cual la conquista de Sevilla no sólo fue una cuestión religiosa, sino también política.


Al rey Fernando aún le quedaba mucho trabajo por hacer. Lo más urgente era evacuar de la ciudad a los musulmanes residentes y dejarla lista para su incorporación a la cristiandad y a la civilización occidental. Para ello pondría naves a disposición de quienes desearan abandonarla pacíficamente para refugiarse en Marruecos, o bien facilitaría la huída a Jerez a quienes no abandonaran la Península. En cualquier caso, trataría de no derramar más sangre y que todo se desarrollara lo mejor posible. Contaba con el apoyo de la comunidad judía, cuyos miembros le entregaron ya la llave de su Alhama. Tenía también un formidable ejército lleno de moral y la colaboración de la Iglesia católica en todo cuando emprendiera. A partir de entonces, Sevilla se incorporaba al reino castellano, y él, como rey de Castilla y León, lograba aquella primera noche descansar tranquilo, en el mismo lugar donde antes dormía Axatax.


Hoy podíamos preguntarnos qué supuso la conquista de Sevilla y gran parte de Andalucía por parte de Fernando III. Sin duda lo más importante fue dejar atrás una civilización con raíces orientales para reemplazarla por la cultura imperante en Europa occidental. Ciertamente se cometieron muchos errores en ese cambio, pues al sustituir el Corán por la Biblia se pusieron las bases del inmenso poder ejercido por los eclesiásticos en la historia de España, y ese tremendo error lo hemos pagado muy caro: la religión siguió influyendo en nuestras leyes y no supimos cortar a tiempo el influjo de las sotanas en la conquista de América, en las escuelas o en la modernización del Estado español.


A pesar de todo hoy, 761 años después, podemos sentirnos medianamente satisfechos por lo conseguido y, a cuestas con nuestras luces y nuestras sombras, dejemos descansar tranquilo a Fernando III durante ese sueño eterno que mantiene en la capilla Real de nuestra Catedral.

domingo, 22 de noviembre de 2009

LA FERIA DEL LIBRO ANTIGUO, LAS LIBRERÍAS DE VIEJO Y “EL DESVÁN” DE LUIS ANDÚJAR


Esta mañana estuve visitando la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, situada en la sevillana Plaza Nueva. El pregón de este año lo pronunció el poeta y escritor jerezano José Manuel Caballero Bonald el pasado viernes día 20 en la Casa de la Provincia. En su disertación, según publica El Correo de Andalucía, dijo que las primeras lecturas constituyen "una huella imborrable" y que comenzó a frecuentar las librerías de viejo hace ya 60 años en Sevilla, aunque, por aquel entonces tenía "vetada la adquisición de la mayoría de los títulos que seleccionaba, algo parecido como desear a la mujer de un amigo". A estas visitas se sumaron más tarde la búsqueda de viejos en más ciudades españolas, así como en Bogotá, Buenos Aires o París. Estoy de acuerdo con esa afirmación: las primeras lecturas son inolvidables, sobre todo si se hacen en la infancia y quedan incorporadas al patrimonio vivencial que acumulamos durante la niñez y que nos acompaña durante toda la existencia. Yo me quedé sin padre cuando tenía siete años. Tal desgracia me hizo encerrarme en mí mismo y crearme un particular mundo interior a través de la lectura, cuando me subía al desván de la casa de mi abuela, situada en el número 7 de la calle Santiago de Montilla, y allí leía libros, tebeos de El Guerrero del Antifaz y fascículos de novelones editados en cuadernillos por entregas que compraba una de mis tías. Posiblemente, en aquellos momentos de grata soledad, nació mi afición a la lectura y a la escritura. Poco después escribí mi primer texto: fue una obra de teatro que intentamos representar varios niños en el patio de aquella casa montillana. Luego, cuando comencé a trabajar a los once años, tuve la suerte de estar cerca de periódicos sevillanos y libros llegados a la rebotica de Paco, recreada en mi novela LA MÁGICA PELLIZA DE CARLOS MARX. Ya viviendo en Sevilla, donde llegué en 1961, fui comprando libros en la medida que lo permitían mis escasos recursos económicos, y tras ahorrar un poco de dinero, adquirí una máquina de escribir Hispano Oliveti modelo Pluma 22. Todo un lujo para la época. En ella escribí mis primeros poemas, algunos de los cuales forman parte de mi libro VIVENCIAS, publicado en 1979. Cuando vino la democracia, entré en contacto con muchos poetas y escritores sevillanos, e hice amistad con los miembros del grupo poético Gallo de Vidrio (Emilio Durán, Rosa Díaz, Ramón Reig, entre otros), quienes organizaban tertulias literarias mensuales en la librería de viejo El Desván, situada en la sevillana calle don Pedro Niño, regentada por Luis Andújar, nacido en Morón, con quien Sevilla está en deuda porque, durante la década de los años ochenta del pasado siglo, fue un patricio de la cultura al acoger, en su añorada librería, hoy desaparecida, a los mejores poetas y escritores del panorama literario sevillano y andaluz, por eso quise rendirle mi pequeño homenaje nombrándolo en la página 109 de LA MÁGICA PELLIZA DE CARLOS MARX. Una tertulia que estuve coordinando varios años y fue, para mí, una fuente de conocimientos y una grata experiencia. Entrabas allí y, mientras repasabas las estanterías o hablabas de lo divino y lo humano, enseguida podías saborear ese aroma, tan característico, producido por miles de libros almacenados. Era un espacioso local donde, además, imperaba la exquisita cordialidad y hospitalidad de Luis Andujar, siempre dispuesto a ayudarte en la obtención del libro buscado y difícil de encontrar.

Hoy, nada más llegar a la Plaza Nueva, Luis, al verme de lejos, salió de su caseta en el Feria del Libro y fue a mi encuentro para saludarme. Siempre es grata su conversación, al ser una de las personas más cultas que conozco. Hemos hablado de mi viaje a Rusia y juntos recordamos los viejos tiempos de la Tertulia de EL Desván. Tener amigos así es un lujo, un tesoro inmaterial que no vemos todos los días pero que forma parte importante de nuestras vidas

viernes, 20 de noviembre de 2009

HOY EUROPA ESTRENA UN PRESIDENTE ESTABLE QUE ADEMÁS DE POLÍTICO ES POETA


Atrás quedaron La Guerra de las Galias, narrada por mi presunto antepasado Julio César; los enfrentamientos medievales entre Francia e Inglaterra, de los cuales se hizo eco Ken Follet en su novela Los Pilares de la Tierra; las guerras entre protestantes y cristianos que tanto daño hicieron a Europa por la torpeza del emperador Carlos V al empeñarse en gastar el oro español de América en defender al catolicismo; los conflictos entre Francia y España por dominar Italia; las invasiones y conquistas turcas que llegaron hasta Viena; la guerra de sucesión a la corona española alentada por Borbones y Austrias; las continuas fricciones entre el imperio austro-húngaro y su siempre rival monarquía borbónica; la revolución francesa y sus secuelas políticas en todo el mundo; el intento de Napoleón de unificar a Europa bajo su mando; el ascenso de Inglaterra como primera potencia mundial y su colonización imperialista en varios continentes; las luchas de los irlandeses para obtener su independencia de los ingleses; la primera guerra mundial, cuando Alemania quiso dominar a Europa y al quedar frustrada lo intentó de nuevo bajo el mando de Hitter, la guerra civil española de 1936 a 1939; la guerra fría y el talón de acero, que dividió a Europa en dos bloques y produjo el Muro de Berlín; el genocidio cometido en los países balcánicos por locos creyentes en la pureza étnica, y tantos otros conflictos vividos por los países europeos a lo largo de su milenaria historia.


Hoy 20 de noviembre de 2009, Europa tiene por primera vez un presidente estable, el belga Herman Van Rompuy, quien además de ser primer ministro de su país es aficionado a escribir poemas cortos japoneses llamados huikus y no duda en amenizar sus discursos añadiéndoles citas literarias. Este nombramiento se torna más importante si tenemos en cuenta la relación de guerras entre europeos que antes reseñamos, o valoramos adecuadamente el largo camino recorrido por el Tratado de Lisboa, o de su antecesor, tumbado en las urnas por franceses, holandeses e irlandeses. Tal logro no se ha conseguido mediante conquistas territoriales, sino mediante la negociación y el acuerdo. Por primera vez en su historia, Europa tiene una moneda única, un parlamento común, un ejecutivo llamado Comisión Europea y, a partir de hoy, también un presidente y una responsable de la política exterior, cargo que ha recaído en la baronesa británica Catherine Ashton. Y nosotros, los europeos de nuestros días, a comienzos del siglo XXI; tenemos la inmensa suerte de vivir este momento, de disfrutar de ese privilegio de llegar a los aeropuertos de nuestro continente y tener preferencia de entrada por la puerta reservada a los ciudadanos de la Unión Europea, de que nuestros hijos estudien en universidades del continente con las becas Eramus. Me pregunto qué dirían de todo esto Erasmo de Rotemdam, Galieo Galilei, Calvino, Martín Lutero, Salvador de Madariaga o tantísimos pensadores europeos que desearon, mediante la palabra, cambiar las estructuras europeas en sus respectivas épocas.


Y todo esto es el sólo el principio, pues Vam Rompuy, nuestro primer emperador sin corona parido por las urnas y el consenso, nos abre las puertas de la Historia, para que Europa sea un fiel de la balanza entre esa disputa por el dominio del planeta que ya se vislumbra entre USA y China. Un fiel de la balanza que tiene su eje en la democracia y la defensa de los derechos humanos. Me gustaría leer algunos de los huikus escritos por Rompoy, los he buscado en Internet sin encontrarlos. Bueno, ya tendré ocasión de recrearme con ellos, pues seguro que algún avispado editor los publicará, mientras tanto quiero decirle: ¡Enhorabuena!, poeta.

ADIOS, FRANCISCO FRANCO, ADIOS


Se cumplen hoy 34 años de la muerte de aquel general que se reveló contra la República Española y tras liderar sus tropas en una guerra civil, productora de más de un millón de muertos, gobernó España con mano de hierro. A la gente de mi generación, nacidos durante aquella posguerra de hambrunas y persecuciones, aquel general nos hizo cantar el cara al sol en los colegios, nos atiborró de religión en los NODOS, nos quitó la facultad para leer y escribir lo que quisiéramos, nos reprimió los naturales instintos juveniles del sexo, haciendo que nos avergonzáramos de sentirlos al confesárselos a los curas; y tantas otras quiebras que tal general puso en nuestras vidas. Sin embargo, la gente de mi generación, cuando aquel 20 de noviembre de 1975 le dijimos adios, supimos superar tales vivencias y, colectivamente, decidimos que no queríamos más generales salvadores, ni más guerras civiles, ni más dictadores imponiendo su voluntad en nuestro país. Muchos de nosotros habíamos sufrido las secuelas de la guerra civil, votamos por primera vez libremente cuando ya éramos treintaañeros, pero supimos entendernos y parimos una Constitución democrática, conseguimos soldar a los dos Españas en la medida de los posible y eso nos salvó a todos, pues sin esa soldadura quizá otros generales, como ya vimos en el intento de golpe de Estado, hubieran vuelto a las andadas. Adios, Franco, Adios.

jueves, 19 de noviembre de 2009

LOS DÓLMENES Y EL PASADO MILENARIO DE ANDALUCÍA. UN SECRETO AÚN POR DESCUBRIR


Andalucía, por su situación geográfica, ocupa un lugar de privilegio para comprender el pasado mítico e histórico no sólo de España, sino también de Europa.
Mi hipótesis sobre que en Andalucía hubo una gran civilización que sustituyó políticamente a la creada por Poseidón en la Atlántida, la tengo expuesta en la segunda parte, inédita, de mi novela LA ANDALUCIADA, mientras en la primera parte, publicada en 1991, narré el nacimiento de un Estado gobernado por la reina Turta, la cual fue divinizada y pudiera ser el origen del culto ala Gran Madre presente en todas las culturas antiguas. Culto que en nuestros días damos a la Virgen María, sin pensar que María nunca fue como la muestran sus devotos en las procesiones y sólo es trasunto actual del Gran Matriarcado, milenario y de raíces paganas, existente en nuestra tierra, cuyo recuerdo está alojado en nuestros genes y por eso aflora en romerías y otras manifestaciones religiosas actuales, al no haberlo podido destruir la religión dominante También desarrollé esa hipótesis en una conferencia pronunciada en el Aula de Cultura de El Corte Inglés.
Ortega y Gaset, en su obra Teoría de Andalucía, sugiere que no fue en oriente donde se inició la civilización, sino en el territorio andaluz, José Manuel Paredes Groso, nos habla de “Un imperio andaluz en el Mediterráneo”; el autor alemán Olwerda, publicó un texto donde viene a decir que cree que los constructores de las tumbas megalíticas holandesas proceden del Sur. Otro alemán, Hubert Schimidt argumenta: ”Se trata de un grupo braquicéfalo, que tiene su origen en el Sudeste de Europa y que propaga la cultura llamada de los vasos campaniformes por el Rhin y el valle del Danubio”. Adolf Shulten, escribe en su obra Tartessos lo siguiente: “Las relaciones más estrechas son las que existen entre España e Irlanda, cuyos sepulcros megalíticos guardan especial afinidad con los españoles y donde las alabardas hispanas son particularmente abundantes. El geógrafo griego Estrabón se refiere a leyes, escritas en verso, con tres mil años de antigüedad. Por tanto no soy él único autor creyente en esa gran y milenaria civilización andaluza, pero sí soy él único que ha emprendido la tarea de contar cómo nació y se desarrolló tal civilización, su entronque con los dioses y su desaparición, para ser sustituida por un nuevo Orden mundial, del cual nos vienen dando noticias pueblos y culturas de todo el mundo, entre ellas la egipcia, la maya, la lapona, la india y muchas otras. Basándonos en esos testimonios, podríamos decir que Andalucía es la madre de Europa, por eso, cuando los pueblos europeos buscan su unión política, es muy importante investigar y descubrirles esa realidad.
En el día de hoy la prensa sevillana informa de las excavaciones que se están realizando en los dólmenes situados en Castilleja de Guzmán, muy cerca del campo dolménico de Valencina, a unos 15 kilómetros de Sevilla. Los arqueólogos en el dolmen llamado “Montelirio”, han encontrado figuras zoomorfas y restos humanos cuya antigüedad, tras realizar la prueba del carbono 14, sitúan en al período comprendido entre los años 2800 y 2900 antes de Cristo. Esas fechas nos pueden hablar de la existencia aquí, en Andalucía, de personas vivas antes de la llegada de los fenicios. Es decir: no puedo estar descaminado cuando creo en la hipótesis antes comentada.
Cuando hace unos meses visité el Dolmen llamado “de la Pastora”, en Valencina, sentí una emoción especial, similar a la que experimenté en el interior de pirámides egipcias o mayas, en los templos incas o ante las esculturas aztecas. Una sutil energía e inexplicable lenguaje emanan las piedras aparentemente mudas, pero llenas de discursos cuyo significado no se logra descifrar del todo, pero sí se sabe de su contenido mediante la sensibilidad y las intuiciones.
Es muy necesario continuar con esas excavaciones en torno a los dólmenes del aljarafe sevillano. Allí puede haber, cerca del divino Guadalquivir (cuyo nacimiento en tierras jienenses narré en LA ANDALUCIADA), un filón turístico tras aflorar un posible equivalente andaluz, con otras formas y connotaciones, al valle funerario de los reyes, cercano a Luxor, no muy lejos del Nilo. La gente, viaja a Egipto, para a ver tumbas milenarias. En el futuro, a lo mejor, también vienen a verlas a Sevilla, y eso a todos nos interesa.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

CARTA DE MANUEL FILPO CABANA: UN CANTO A LA AMISTAD


Conocí a Manolo Filpo Cabana durante un encuentro dedicado a la literatura andaluza celebrado hace ya muchos años en la Real Academia de Buenas Letras, situada en la sevillana calle Abades. Luego coincidimos como socios de la Asociación Nuevo Sábado y desde entonces nos vemos con frecuencia, tenemos muchos amigos comunes, mantenemos a veces largas conversaciones sobre lo divino y lo humano, ha colaborado conmigo en tareas literarias y sin duda es hoy uno de mis mejores amigos.



Hace más de un mes recibí una carta suya, alusiva a la última reunión que una soleada mañana mantuvimos en el Círculo Mercantil, calle Sierpes.



Gracias, Manolo. Por tu fidelidad; por estar siempre ahí, como las estrellas que no vemos de día y sin embargo sabemos que existen, y por el apoyo y la comprensión que siempre has prestado a mis libros y a mi escritura.



Eres un gran escritor inédito, sólo muestras tus textos a los amigos y eso es un gran privilegio que, quienes apreciamos tu forma de ser y de escribir, debemos agradecerte.



Recibe mi pequeño homenaje al comenzar la andadura de este blog, y espero verte aquí colaborando y tomando la copa de cybervino que siempre ofrece Cayo Mundensis.



Este es el texto de su carta:



07.10.09



Amigo Rafael:



Mientras una señora a la cual tú no veías se enfrascaba en la ingestión de un opíparo desayuno, nosotros danzábamos en conjeturas existenciales bajo el silencio de un Círculo Mercantil, antaño populoso foro de una pueblerina Sevilla. Resultó una larga y muy agradable charla que sólo puede darse alguna que otra vez. Me provocó insistentes pensamientos posteriores. Un bloque de ellos lo encabezaría un capítulo que podría titular El éxito de un escritor y su triunfo comercial.



Me parece que muy pocos, al pulular entre intereses varios y carecer de una mínima experiencia creativa, lograrían entender que son aspectos distintos, aunque el ideal sería que coincidiesen. ¿Cúantos han vivido el largo proceso de la gestación de un libro, las noches en blanco, las dudas surgidas sobre la conveniencia de cortar, ampliar, cambiar, modificar o titular? ¿Es oportuna esta frase? ¿Acaso me reitero demasiado? ¿Quiénes tuvieron la profunda emoción de acariciar el primer ejemplar? ¿Cómo explicar el caso del éxito de un libro mucho después de ser editado y casi olvidado? ¿Qué lógica puede haber al triunfar en un país anglosajón y no en uno latino o viceversa? ¿Quién comprenderá a ese destartalado poeta que transporta un improvisado verso en su bolsillo, que camina silencioso flotando por la calle, ajeno al lenguaje semafórico y que contesta con mirada perdida?



Tú llevas un personaje inseparable, cual vigía de un horizonte multicolor. Desde la cofia cerebral te llamará sin posibilidad de acallarlo; cuánto más lo intentes gritará con mayor énfasis. Es un destino. Sé que tú no has buscado vivir de lo que escribe, fortuna sólo adscrita a contados mortales, ateo convencido de ese extraño dios que es el mercado de los libros. Sin embargo, la necesidad de transmitir mensajes para contribuir a un mundo más justo y tu enamoramiento por Sevilla muchísimo mayor que el mío te han impulsado a circunnavegar observando a babor y estribor por el mar de las letras, acá Santiago Montoto, allá Jorge Luis Borges.



La realidad nos abre puertas para comprender la complejidad del ser humano y, lógicamente, la de una sociedad en la que se encuentra insertado. Combatiendo las verdades incuestionables, tal Quijote de nuestro tiempo, arremetes contra las religiones establecidas que deja intocado el espíritu de la persona. Las peleas contra tantos gigantes egoístas de ahora y de siempre se condensan por proximidad en nuestra Andalucía que después de disfrutar del extraño privilegio de tener un gobierno democrático y estable durante veinticinco años permanece en los últimos puestos de todos los datos económicos, culturales o científicos. Nos dirige una élite mediocre que mientras mima y amplía su peculio, impulsa los grandes espectáculos deportivos y pace para impulsar el de niños y jóvenes. La somnolencia imperante y la sordera que reina en la casa del pasotismo no es, precisamente, nuestra morada.



Sí nos encontramos en la ínsula donde reconocemos la chispita que ilumina el tropel de nuestras neuronas y aportamos yo casi en el anonimato más absoluto la individualidad que huye espantada de las masas. Me llegan y encuentro rápidamente las sabias palabras de nuestro querido y común amigo Paco Vélez: «La mentira impera a través de los potentes medios de comunicación; la sociedad corre el peligro de entrar en una total alineación, una nueva miseria sustentada por el conformismo y la desvirtuación de la realidad».



Los felices rapsodas nunca entenderán que lo circunstancial adquiera valor absoluto y que la autenticidad literaria se arrincone porque no vende. Tampoco en este mundo confuso, ni los escritores ni los críticos encuentran escapes razonables. Está claro: también emigraron los criterios.



Terminamos la tertulia con el gusto de echar una meada en los suntuosos, grandiosos, y relucientes urinarios del Círculo Mercantil, dignos de pertenecer a un templo griego o romano. Creo que son piezas únicas e irrepetibles. Los sabios de antaño sabían que antes o después las cansadas próstatas bien se merecían tales mingitorios.



Un abrazo,



Manolo Filpo.

LA SERIE MILENIUM, L0 EFÍMIRO DE LOS LIBROS Y EL ÉXITO LITERARIO


Acabo de terminar de leer LA CHICA QUE SOÑABA CON UNA CERILLA Y UN BIDON DE GASOLINA, segunda parte de la serie de tres novelas llamada Millenium. La primera parte, LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES, la leí en Santa Cruz de Tenerife durante mi ultima estancia allí durante los días 8 al 14 del pasado mes de octubre, dándome en un atracón de lectura, pues ambos volúmenes tienen cientos de páginas, aunque no me han costado nada, ya que me los prestado mi yerno, lector también asiduo. Menos mal, porque en la Biblioteca Pública de Sevilla, (no me gusta se llame “Infanta Elena” y creo debería llamarse simplemente: “Biblioteca Pública de Sevilla”, pues esa señora que yo sepa nunca ha escrito un libro ni tiene nada que ver con la literatura), fui a pedir esta obra en préstamo y había una cola de 20 peticiones en lista de espera, con lo cual mi acceso a ese préstamo se hubiera producido en diciembre o enero. Este hecho nos demuestra que hoy en día los libros más vendidos son los que se publicitan en los medios de comunicación, como si de un producto más se tratara, y es el mercado libresco el que predomina sobre la calidad de las obras publicadas. Acceder a ese mercado para convertirse en un autor de éxito y ganar dinero y reconocimientos públicos, es algo soñado por cualquier autor, pero sólo unos pocos autores logran ver realizado tal sueño. Se ha especulado mucho sobre cómo dar con la fórmula mágica o la clave para conseguir un bell seller. Se sabe que al ser el mercado un elemento fundamental, lo mejor es atender sus exigencias. Si está de moda los misterios pues se publicarán más libros con argumentos esotéricos, o si hay épocas demandantes de novelas históricas, éstas llenaran las mesas de novedades de las librerías, desplazando rápidamente a otras temáticas cuya moda ha pasado. Esto hace que los libros sean muy efímeros y los autores a veces pasan desapercibidos, pues los libreros están para ganar dinero y como tales deben someterse al socaire del mercado y no de la calidad del libro expuesto o de la fama de sus autores.


En el caso de la trilogía Millenium, aparte de las andanzas de la “pasota” e inteligentísima hacker Lisbeth Lisander y su amigo y amante Mikael Blomkvist; de los altos y bajos de la supervivencia de la revista cuyo título da nombre a la serie; de la forma de actuar de Miltón Segurity, o de las maldades del abogado Bjurman, lo que más me ha llamado la atención es el lenguaje y el enfoque periodístico del texto, algo que su autor Stieg Larsson, por su condición de periodista inquieto y comprometido con su profesión, logró plasmar con rotundidad, haciendo un canto a la cada día más estrecha relación entre periodismo y literatura de ficción, al mostrarnos cómo en Suecia también hay corrupciones o vendetas entre poderosos empresarios o políticos En ese logro entiendo que se debería buscar el enorme éxito de la venta de veinte millones de ejemplares conseguida por esta trilogía. Quizá muchos reporteros de todo el mundo se han identificado con Mikael Blomkvist, o bien los defensores de los derechos de las mujeres hayan encontrado en Lisbeth Lisander un prototipo idóneo para defender sus fines. En cualquier caso el joven autor, Stieg Larsson (1954-2004), nos legó una obra con suficientes ingredientes para obtener un sabroso plato literario que han consumido millones de personas, curiosamente sin que él, al morir de forma tan prematura y extraña, gozara del banquete de la fama y del dinero que le han brindado los comensales.


martes, 17 de noviembre de 2009

HACE DOS AÑOS QUE PRESENTAMOS EN SEVILLA MI NOVELA LA MÁGICA PELLIZA DE CARLOS MARX.

Aquel acto tuvo lugar en el Círculo Mercantil, situado en la sevillanísima calle Sierpes, actuando como presentadores Emilio Carrillo Benito, Álvaro Pastor Torres y Manuel Pedraz Orozco, además de Maauel Filpo Cabana que fue nuestro moderador.



El salón estuvo repleto de personas amigas, entre ellas Nicolás Salas, Onofre Riojano, y muchos socios de Sábado Club. Tod@s me hicieron sentir esa felicidad que produce ver culminado un sueño, y el trabajo gestado durante décadas, pues esta novela tiene sus orígenes en unas entrevistas que, a comienzos de los años ochenta, cuando muy poco se sabía de lo ocurrido de los bandos combatientes en la guerra civil española iniciada en 1936 y sus posteriores consecuencias, me decidí a entrevistar y grabar a personas, en el hogar del pensionista de Montilla y en sus casas particulares, que pudieran darme noticias de primera mano sobre tan catastrófico suceso. Basándome en esas entrevistas, construí el personaje de Frasquito, protagonista de la novela junto a un fantasioso escritor sin nombre que solo busca hacerse famoso. Luego entronqué a Frasquito y al escritor con la celebración de la Expo 92 y finalmente entran en escena misterios relacionados con la masonería sevillana o las profecías mayas del año 2012. Todo un puzle de asuntos que influyeron para hacer que el relato tuviera muchas caras y no fuera una simple historia lineal, destinada sólo a entretener.



Después del acto, los asistentes pudimos disfrutar, en el hermoso patio del mismo Círculo Mercantil, tomando una copa de vino de Montilla servida por una venenciadora vestida con traje típico andaluz, y todos salimos de allí felices y contentos.



Pocos días después, Emilio Carrillo convocaba una cena-reunión para hablar de esta novela y todos los presentes, al comprobar que teniamos cosas en común, decidimos seguir viéndonos para hablar de temas que trata mi texto o de otros asuntos, o bien para crear un foro donde predominaran la libertad de pensamiento y estuviera ajeno a dogmas impuestos por las religiones. De esa decisión nació el Círculo Sierpes, que ya componen cerca de cien personas y que esta creando conciencia de libertad en la ciudad de Sevilla.



Hoy,17 de noviembre del 2009, cuando se cumplen dos años de aquella presentación, me parece oportuno reflexionar sobre el recorrido que desde entonces ha tenido esta novela, la cual hice lo posible por promocionarla adecuadamente mediante un stand propio situado en la Feria Internacional del Libro de Barcelona (LIBER 2007), además de celebrar varios actos más en foros, periódicos y lugares relacionados con la literatura. Todo eso no sirvió de mucho y la novela no fue un éxito de ventas, lo cual me produjo una gran decepción que incluso me hizo pensar en dejar de escribir, al no haber obtenido el éxito literario y hacerme interiormente ciertos reproches sobre la forma de la publicación, el título, u otros detalles que me parecían errores cometidos. Hoy ya he superado ese bajón y, como prueba el nacimiento de blogs, estoy decidido a seguir en la brecha de la investigación y la escritura. El pasado mes de junio dí a un editor un libro sobre la Historia de Sevilla que me dijo iba a publicar el pasado mes de octubre y después, según él, ha dejado para la primavera del próximo año 2010 (ya veremos si cumple su palabra y con el contrato que hemos firmado). En cualquier caso, he aprendido que ante todo debo disfrutar escribiendo sobre temas que me gusten o interesen, sin preocuparme demasiado si luego se publican o tienen éxito. Ante todo debo ser yo quien goce ejercitando esta pasión mía tan intensa que siento por la escritura y la lectura. Ese goce es algo impagable y posiblemente sea lo mejor que podemos experimentar quienes nos dedicamos a este oficio de escritor. Lo demás, en realidad, son fuegos de artificio y la experiencia vivida ya me dice que debo tener los pies en la tierra para no ilusionarme ni con ser famoso a través de la literatura, ni con otras cosas que no convivan adecuadamente con mi formación intelectual o mis circunstancias actuales.



Durante el presente año 2009 se han donado 1100 ejemplares de LA MAGICA PELLIZA DE CARLOS MARX a Corporaciones o Entidades para su reparto gratuito, (entre ellas el Ayuntamiento de Montilla, el Curso de Temas de Temas Sevillanos que dirige don Antonio Bustos, el Aula de la Memoria Histórica que en el Real Alcázar de Sevilla coordina el profesor Juan Ortiz Villalba). Además, en este mes de noviembre, la web Expo 92.com, ha sorteado diez de esos ejemplares entre sus visitantes. http://www.expo92.es/mensaje/1320_sorteo_10_ejemplares_magica_pelliza_carlos_marx Así esta obra y el esfuerzo que hice al escribirla no morirán del todo.



Este ha sido el recorrido de esta novela hasta el día de hoy. No habré tenido el éxito literario que esperaba, aunque gracias a las escasas ventas obtenidas y a esa donación que ha agotado la primera edición efectuada en noviembre del 2007, la leerán muchas personas. No fue un éxito, pero cumplió su cometido de ser útil a los demás. Por eso, y porque es algo mío, nacido de mi cuerpo y de mi alma, debo aceptarlo y quererlo tal como es. El éxito si quiere venir algún día lo recibiré con agrado, pero si no llega nunca tampoco será un problema. Al final he hecho lo que deseaba hacer y en cierta forma quizá sea un privilegiado por tener una gran imaginación, mucha creatividad y unas circunstancias personales que me permiten ejercitarla libremente, sin agobios ni presiones ajenas.

LOS DIAS 17, MUNDA, SEVILLA Y YO



No sé si será una curiosa coincidencia o habrá algo atávico en el hecho de que me sucedan cosas importantes en los días 17. He pensado en esto muchas veces y divagando para encontrar una explicación se me ocurrió la idea de que mis orígenes pudieran estar relacionados con la batalla de Munda, ocurrida el 17 de marzo del año 45 antes de Cristo, como así lo expuse en mi libro LOS IDUS DE MUNDA, publicado en 1984, cuyo argumento se basa en el diálogo de un poeta que busca descubrir si su amada tierra de Montilla fue escenario de tan importante batalla, donde Julio César y Cneo Pompeyo combatieron por dominar el Imperio romano, ganando César finalmente tras quedarse 30.000 cadáveres esparcidos en el escenario de aquel enfrentamiento. La tierra, tras resistirse, declara finalmente que ella fue la antigua Munda, que tuvo un hijo autóctono con el propio César, y que de ese hijo, llamado Cayo Mundensis, desciende mi apellido Raya, asi como la circunstancia de tener tres erres como iniciales de mi nombre y apellidos.


También aludí a mi posible relación con la batalla de Munda en mi libro EL CORAZÖN DE SEVILLA , publicado en 2005, donde uso una historia escrita por el analista Alonso Morgado, en la cual Julio César, para refundar la antigua Híspalis, necesitó dar muerte a un hijo suyo. Ese hijo, en mi versión de tal suceso, nació en Munda, se llamó Cayo Mundensis y es el mismo que tuvo César con Munda en su amorosa conquista. Cayo Mundensis llega a Híspalis con su padre y éste, al saber que debía matarlo para hacer de Híspalis una ciudad poderosa (así lo exigía el oráculo hispalense consultado, que posiblemente estaría situado en las cercanías de las actuales Plaza del Salvador o La Alfalta, curiosamente ahora vivo por esa zona), accede a ese sacrificio, pero un lugarteniente suyo, llamado Bogud, sustituye al joven mundense en la pira del sacrificio, situada junto a el barrio sevillano de la Puerta de Carmona, y lo salva de la muerte, estando desde entonces Cayo Mundesis vinculado no sólo a Sevilla, si no también ese barrio en concreto, lo cual, si supuestamente yo fuera descendiente suyo y por tanto tambíen de Julio César ­—y a través de éste a los Dioses, al considerarse César descendiente de Eneas y de Venus— explicaria mi amor por Sevilla, mi tendencia a interesarme por la mitología, mi querencia por la zona de Puerta Carmona y por supuesto mi relación con los días 17 al tener en mis genes una atávica conexión con la fecha del 17 de marzo del año 45 antes de Cristo, en la cual tuvo lugar la batalla de Munda y el nacimiento de Cayo Mundensis.

Sé que todo esto de mi supuesta relación con Munda y Julio César puede resultar fantasioso, e incluso causa de risa, pero los humanos, tal como aparecemos en nuestra vidas actuales, somos el producto de miles y miles de circunstancias, de genes atávicos de procedencias insospechadas y que siguen viven vivísimos en nuestro cuerpo, o tal vez de reencarnaciones de otros seres que nos precedieron en el tiempo. En cualquier caso, cada cual tenemos unos orígenes concretos y es bueno indagar, hasta donde nos sea posible, todo lo relacionado con esos orígenes, aunque sólo sea especulando o creando hipótesis que nos hagan comprender cómo somos hoy en día.

Otro detalle curioso de mi relación con el número 17, es mi nacimiento en el año 1943, pues si sumamos 1+9+4+3, nos da como resultado 17.

Más curiosidades: Mi separación matrimonial tuvo lugar un 17 de julio del 1997; mi querida amiga, la escritora hispano-venezolana Lídice Pepper, en su prologo de mi libro TRÍO DE AIRES, dice que mi cabeza “sugiere un busto romano”; cuando llega el día 17 de cada mes siento cierta aprensión interior al pensar que algo especial me va a ocurrir durante la jornada, y es precisamente hoy, 17 de noviembre del 2009, cuando se me ocurrido la idea de escribir este texto para difundir por Internet cuanto aquí escuetamente os narro. Podía seguir contando cosas que me relacionan con los días 17. pero prefiero dejarlo aquí y poner punto final a esta historia, aunque en el futuro no descarto volver a hablar de ella.

lunes, 16 de noviembre de 2009

SEVILLA CONVERTIDA EN PELICULA CON TOM CRUISE


Esta mañana, después de salir del Colegio de Farmacéuticos, fui a la sevillana Plaza Nueva por si podía ver escenas de la película que se está rodando en Sevilla, y que estará protagonizada por Tom Cruise y su compañera de reparto Cámeron Díaz. Gran parte del centro más céntrico de la ciudad (Plaza Nueva, Plaza de San Francisco, parte de la Avda de la Constitución y otras calles adyacentes) está cortado al paso de peatones, los comerciantes de esas calles tienen cerradas sus tiendas y por ello les van indemnizar según sea de grande su local, y según la portavoz del Ayuntamiento de Sevilla esta pelí dejará unos siete millones de euros en la ciudad, además de promocionarla a nivel mundial, por tratarse de una producción norteamericana y holliwudiense. El caso es que poco pude ver, pues me sitúe a la entrada de la calle Sierpes y desde allí sólo se divisaba una cámara usada en el rodaje, coches de caballos, motos y en un momento dado sonó una pequeña explosión. “Algo es algo”, me dije. La pelí se estrenará en Europa en el otoño del próximo año 2010. Entonces, si antes no me he ido al otro mundo, al verla recordaré el día de hoy, cuando he querido comprobar cómo Sevilla estaba convertida en película con Tom Cruise